• Alexis Sazo

No mates el tiempo



Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. (Colosenses 4:5)


El escritor y orador John Erskine (1879–1951) una vez dijo que aprendió la lección más valiosa cuando tenía 14 años. Su maestro de piano le preguntó cuánto tiempo practicaba, él contestó que por lo general lo hacía durante una hora o más cada día. «No hagas eso —le advirtió el maestro. Cuando seas mayor, no tendrás períodos de tiempo tan largos a tu disposición. Practica durante unos minutos siempre que puedas: 5 o 10 minutos antes de la escuela, y unos cuantos más después del almuerzo. Si repartes los momentos de práctica durante el día, la música se convertirá en parte de tu vida».


Erskine dijo posteriormente que por seguir ese consejo, pudo vivir una vida plena como un creativo escritor, además de realizar sus tareas regulares como profesor. Por ejemplo, escribió casi toda su obra Elena de Troya (su obra más famosa) en tranvías mientras iba de su casa a la universidad y viceversa.


Esta es una gran lección para nosotros como creyentes en cuanto al uso del tiempo. Por ejemplo, ¿cómo podemos hacer un buen uso de nuestros momentos libres? Leyendo la Biblia de camino al trabajo o el estudio, leer un libro cristiano, escuchar un podcast edificante, ver una predicación en YouTube, etc. También podemos orar por nuestros hermanos, escribirles un mensaje de aliento, memorizarnos un versículo. Las opciones son múltiples, pero el punto es ocupar bien nuestro tiempo, siguiendo el consejo bíblico que nos da Dios:


Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. [énfasis añadido] (Efesios 5:15–16)


Tengamos cuidado de no desperdiciar nuestro presente, no matemos el tiempo en cosas que no edifican, porque recordemos que tendremos que dar cuenta de todo lo que hagamos mientras estemos en el cuerpo: «Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo» (2 Corintios 5:10).


37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram