top of page
  • Foto del escritorAlexis Sazo

Tras las riquezas pasajeras




¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo. (Proverbios 23:5)


Desde hace décadas, todo ha sido trabajar y trabajar —dice Mori Freed—, y ganar todo el dinero que pudieras. Esta mujer dice que las personas obsesionadas con hacer dinero se desequilibran, se deprimen y no saben por qué, a pesar de haber alcanzado todas las metas que se han propuesto. En otras palabras, podemos decir que nuestra sociedad, básicamente, siempre ha corrido como un hámster en una rueda que no los lleva a ninguna parte.


Con respecto a esto de enriquecernos, Salomón ofreció las siguientes palabras de sabiduría para todo aquel que se esfuerza por lograr el éxito: «No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y desiste» (Proverbios 23:4). Otra traducción dice: «Ten la sabiduría de refrenarte».


Cualesquiera que sea el éxito y las riquezas que busquemos, son vacíos si no hay equilibrio ni están bendecidos por Dios. Y peor aún si es que mantenemos a Dios fuera de nuestras vidas. Como creyentes en Cristo, no debemos imitar al mundo en esta sed de riquezas, bien lo dice en Romanos 12:2, me gusta cómo lo dice la Nueva Traducción Viviente: «No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta». El mandato del Señor es claro para nosotros:


No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. (Mateo 6:19–21)


Mis hermanos, no dejemos que las riquezas pasajeras de esta vida nos distraigan de lo verdaderamente importante, que es buscar primeramente el reino de Dios y su justicia (Mateo 6:33).


50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Комментарии


bottom of page