top of page
  • Foto del escritorAlexis Sazo

No dejar de congregarnos




Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. (Hebreos 10:24–25)


El Señor Jesús no nos salvó para que nos quedemos solitarios. Su Palabra es muy clara al respecto, pues se nos dice que Él fue a la cruz y murió en ella «para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos» (Juan 11:52). Y es por medio del Espíritu Santo, todos los creyentes están estrechamente unidos (Efesios 4:2–3). Pero esa unidad debería ser manifiesta a todos, ¿en qué se ve? Si miramos a los primeros cristianos, vemos que «perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones» (Hechos 2:42) Hoy en día, ¿podemos congregarnos de esta manera? ¡Claro que sí! Sin embargo, ¿lo estamos haciendo?


Al final del versículo 25, dice: «sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca». Bueno, para nadie es un secreto que el fin se acerca a pasos agigantados. Entonces, ¿por qué no nos estamos congregando?


Es una bendición cuando los creyentes —conducidos por el Espíritu Santo— nos reunimos en presencia de su Dios y Padre bajo la plena autoridad del Señor (Ver Salmos 133:1–3). A todos los que somos suyos, el Señor Jesús prometió: «Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» (Mateo 18:20). Pregunto: ¿Por qué no queremos reunirnos con el Señor y nuestros hermanos?


Justamente en nuestros días, cuando la decadencia del testimonio cristiano aumenta de manera alarmante, necesitamos edificación y aliento mediante la predicación y la enseñanza de la Palabra de Dios, a fin de no desanimarnos y enfriarnos, espiritualmente hablando, sino para mantenernos firmes como testigos del Señor Jesús.


Así que, hermanos, no dejemos de congregarnos, que no se nos haga una costumbre, porque ¿qué le diremos al Señor en aquel día que estemos frente a su trono?


47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page