top of page
  • Foto del escritorAlexis Sazo

¿Estamos listos?



Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. (Mateo 24:44)


Un maestro dijo a sus alumnos que se ausentaría por algunas semanas, y ofreció un premio al estudiante cuyo escritorio encontrase más ordenado a su regreso. Aunque no les dijo qué día volvería. Pero puesto que el premio era grande, todos los alumnos querían ganarlo, incluyendo una niña, María, cuyo escritorio siempre estaba desordenado. Sus compañeros de clases se burlaban de ella, diciendo:


—María, tú nunca vas a ganar. Tu escritorio jamás ha estado limpio y ordenado.

—¡Ah!, pero estoy pensando en limpiarlo a principios de semana de ahora en adelante.

—Pero —dijo alguien— supón que el profesar regresara a finales de semana.

—Entonces lo limpiaré por las mañanas.

—Sin embargo, —persistió otra compañera— el profesor podría venir al final del día.

Por un momento, la niña se quedó en silencio pensando. Luego, dijo decididamente:

—Ya sé lo que voy a hacer. ¡Lo mantendré limpio siempre!


Algo similar pasa con nosotros los creyentes, si es que queremos recibir la aprobación de nuestro Señor cuando vuelva, debemos estar siempre listos. El Señor Jesús no dijo que «nos preparásemos», sino que «estuviésemos preparados», tal como dice en el versículo del encabezado. Esto implica que es algo continuo, es decir, no podemos estar listos hoy, pero el resto de la semana no.


Así que, hermanos, debemos vivir constantemente en un estado de preparación espiritual, esperando el momento en que Cristo aparecerá y nos pedirá cuentas de la mayordomía de nuestras vidas. La pregunta es: ¿Estamos listos para cuando vuelva?



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page