• Alexis Sazo

Cristiano y vegano ¿qué dice la Biblia?



Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. (Génesis 1:29–30)


Hoy en día, está muy de moda ser vegano. Quien practica este tipo de alimentación no come ningún producto de origen animal. Estas dietas se hacen cada vez más populares entre las nuevas generaciones, especialmente entre aquellos que buscan contribuir para detener «el cambio climático», mientras que otros dicen «respetar todas las vidas» y por eso no comen carne. Pero ¿qué dice la Biblia al respecto?


Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo. (Génesis 9:3)


Desde el momento de la creación (Génesis 1:29–30) y luego de la renovación del pacto de Dios con Noé y su descendencia tras el diluvio (Génesis 9:3), Dios dispuso para nuestro sustento tanto los animales como los vegetales y frutas. Combinando estos alimentos nuestros cuerpos se mantienen sanos y con todos los nutrientes que cada día necesitamos. Quizás alguien pueda pensar que esto es algo que solo se menciona en el Antiguo Testamento, pero se equivoca, ya que en el Nuevo Testamento, leemos en Hechos que el apóstol Pedro estaba en la azotea de una casa donde se estaba hospedando en el puerto de Jope, mientras esperaba a que le cocinaran algo, entonces, dicen las Escrituras que le sobrevino un éxtasis: «Y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo. Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás. Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo» (Hechos 10:11–16).


Satanás siempre trata de corromper o tergiversar las verdades de Dios a través de sus mentiras, pues él no puede hablar con la verdad, porque no hay verdad en él, dijo el Señor en Juan 8:44. Mucho pueden decir los científicos o aquellos que afirman que no necesitamos productos animales para estar sanos. No obstante, en un sistema mundano controlado por el padre de mentira (1 Juan 5:19), ¿a quién preferimos creer? ¿Al que no habla con verdad (el diablo) o aquel que es la verdad y la vida (Juan 14:6)?


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram