• Alexis Sazo

Un nuevo comienzo



Respondiendo Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos. (Lucas 5.31 LBLA)


En muchos países, las leyes de salubridad prohíben la reventa de colchones viejos o su uso por distintas personas. Solamente los llevan los basureros para descartarlos. Sin embargo, hubo un hombre que resolvió el problema y, actualmente, su empresa contrata una docena de hombres para separar sus diversos componentes: metal, tela y espuma, para reciclarlos. Pero esto es solo una parte de la historia. Un periodista que lo entrevistó, escribió: «De todos los elementos que se reciclan […], el mayor éxito quizá sean las personas». Ese empresario contrata hombres en centros de rehabilitación y en refugios para personas que viven en la calle, y les da un trabajo y una segunda oportunidad. Dice: «Tomamos personas que nadie más quiere».


Lucas 5:17-26 nos habla de un paralítico a quien Jesús le sanó el cuerpo y el alma. Después de este suceso milagroso, Leví respondió al llamado del Señor de seguirlo y, luego, invitó a otros cobradores de impuestos y a amigos a un banquete en honor de Él (vv. 27-29). Cuando algunos acusaron al Señor de juntarse con personas indeseables (v. 30), Él les recordó que los sanos no necesitan médicos, y agregó: «No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento» (v. 32). A todos los que se sienten como un «desperdicio» que va camino al basural de la vida, Jesús les abre sus brazos de amor y les ofrece un nuevo comienzo. ¡Para eso vino!


— DCM

Nuestro Pan Diario


25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram

Edificados en Cristo

  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram

Cristian Vidal

  • Instagram

© 2021 Edificados en Cristo. Todos los derechos reservados.