top of page
  • Foto del escritorAlexis Sazo

Todo para la gloria de Dios



Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. (1 Corintios 10:31)


Probablemente, no siempre estamos conscientes de lo que Dios nos dice en el versículo del encabezado. Es cierto que anhelamos hacer cosas para nuestro Dios, en obediencia, con humildad, por amor, etc. No obstante, no siempre hacemos las cosas del día para darle gloria a Dios, ¿cierto? Alguien puede pensar: Estoy en medio de una prueba, de un problema, de una tormenta, ¿cómo se supone que le dé gloria a Dios en esto? 


Bueno, lo cierto es que cuando nos enfrentamos «a una montaña» en nuestras vidas, tenemos dos opciones: dejarnos abrumar o sentirnos llenos de energía, porque sabemos que nuestro Salvador se revelará de una manera profunda. Por supuesto, el primer pensamiento tal vez sea: Si en realidad estuviera caminando en la voluntad de Dios, no enfrentaría obstáculos, en especial tan enormes como este. Sin embargo, eso no es así, puesto que tenemos un enemigo que se nos opondrá cada vez que vea que el Señor está haciendo algo grande por medio de nuestras vidas. 


Mis hermanos, podemos hallarnos en el centro del plan de Dios, haciendo exactamente lo que Él dice, y, aun así, encontrar «una montaña» de oposición. Sin embargo, si queremos darle la gloria, aun en esto, no debemos enfocarnos en la montaña, sino que debemos mirar al Dios Todopoderoso que nos ama y provee para nosotros. Él puede manejar con facilidad los problemas que tenemos delante (Mateo 21:21), pero si respondemos correctamente, es decir, con fe, nuestra relación personal con Dios se fortalecerá y Él será glorificado.


Un detalle a recordar, y es aquí en la tierra donde debemos desarrollar y perfeccionar el hacerlo todo para la gloria de Dios, porque en el cielo, un día, todos los creyentes uniremos nuestras voces al resto de seres angélicos para decir: «La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén» (Apocalipsis 7:12). 


La pregunta es: ¿Estamos listos para hacer todo para la gloria de Dios?

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page