top of page
  • Foto del escritorAlexis Sazo

Sufrir la sana doctrina




Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. (2 Timoteo 4:3-5)


Hoy vivimos en un tiempo donde ya no sufrimos la sana doctrina, y peor aún, ya ni siquiera sabemos lo que es la sana doctrina. Hoy en día, los cristianos creemos las mentiras del hombre antes que la verdad de Dios; y lo que es más terrible, tenemos comezón de oír la santa Palabra de Dios. Las Escrituras nos advierten de gentes peligrosas que solo piensan en lo terrenal:


Porque muchos andan, como os he dicho muchas veces, y ahora os lo digo aun llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo, cuyo fin es perdición, cuyo dios es su apetito a y cuya gloria está en su vergüenza, los cuales piensan solo en las cosas terrenales. (Filipenses 3:18-19 LBLA)


Como creyentes, no podemos vivir con un pie en el mundo y otro en las cosas de Dios. Por así decirlo, queremos lo mejor de los mundos. Queremos el amor, la gracia y la protección de Dios, pero no estamos dispuestos a obedecer su Palabra o sus preceptos; mientras deseamos gozar de todo lo que el mundo nos ofrece. Estamos como el hijo pródigo, deseando alimentarnos de las algarrobas que comían los cerdos (Lucas 15:16).


Lo peor, es que muchas veces nos quejamos de que Satanás hace y deshace en nuestras vidas, pero somos nosotros que le abrimos la puerta al no someternos a Dios (Santiago 4:7); sino que estamos «jugando» en su terreno, porque vivimos como si no fuéramos de Dios; más nos parecemos a los religiosos de la época del Señor que al Señor Jesús mismo. Oigamos el llamado de Dios que nos dice:


Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. (Zacarías 1:3)

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page