• Alexis Sazo

Nunca más extraviados



Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras. (Zacarías 1:4)


—No puede perderse; siga la carretera principal que sube hasta la aldea. Me dijo una persona cuando le pregunté en el camino. Pero la carretera que tenía que seguir se alejaba de la dirección que me fue provista. Después de algunos kilómetros tuve la convicción de haberme extraviado. Entonces vi una granja habitada y allí, alguien podría indicarme el camino correcto. Está en el camino equivocado, pero puede llegar a Villa Diego al virar a la derecha en la siguiente granja, —me dijo una persona en aquella granja donde pregunté.


Nuestras vidas se pueden comparar a esta historia, ya que muchas veces pedimos indicaciones a nuestros cercanos acerca de qué camino debemos seguir frente a una situación en particular. O sencillamente, confiamos en «nuestro instinto». Pero ¿de quién o en quién podemos confiar para que nos guíe y no equivocarnos? La Palabra de Dios dice:


Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos. (Salmos 32:8)


Podemos confiar plenamente en Dios para que nos guíe, porque a diferencia de las filosofías, los guías espirituales, los gurús, etc. Él no se equivoca y conoce todas las cosas.


Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. (Proverbios 3:5–6)


En mi peregrinar en este mundo, el Señor Jesús me encontró, porque me buscaba, y lo mismo hace con usted. Él dijo: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí» (Juan 14:6). Con Él, ni usted ni yo podemos equivocarnos de camino. Cuando nos encuentra –y aceptamos el regalo de la salvación del alma que nos ofrece– Él nos da a conocer el camino que lleva a la vida eterna y nos guía en cada paso que damos junto a Él. Una vez que somos de Él, nunca más estaremos extraviados.


78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Amor santo

  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram