top of page
  • Foto del escritorAlexis Sazo

Maquillando la verdad



El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; mas el que endurece su corazón caerá en el mal. (Proverbios 28:13–14)


No sé si alguna vez ha escuchado la expresión: «maquillar la verdad». Por ejemplo, muchas empresas, para verse más exitosas, «maquillan sus datos». ¿Qué es esto? Que alteran la realidad de sus resultados con el afán de que se vean mejor de lo que están. Hacer esto es, básicamente, una mentira. De esta forma obra el ser humano, pero ¿por qué hacemos esto? La respuesta es: debido al pecado.


En Juan 8:44, dice: «Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira [énfasis añadido]». En el Génesis, vemos que el diablo tomó forma de serpiente para engañar a la mujer. Y al igual que una serpiente que muerde e inyecta su veneno, Satanás mordió al ser humano y le inyectó su veneno: el pecado. Él es el padre de la mentira, de él nació, y al «infectarnos» con el pecado, todos los seres humanos nos volvimos mentirosos por naturaleza. 


El versículo 13, de lo citado de Proverbios, dice: «El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia». Cuando nosotros, como creyentes, tratamos de «maquillar la verdad», lo que estamos haciendo es mentir. Y cuando hacemos esto, estamos encubriendo la verdad. Frente a esto, Dios nos dice: —¡Cuidado! Si tratas de ocultar la verdad, no vas a prosperar. Tu vida espiritual se va a estancar y no vas a crecer. 


Hago un mini paréntesis aquí. Pregunto: ¿por qué los cristianos estamos en contra del uso de maquillaje? Porque son una forma de mentira, puesto que tratan de encubrir la verdad. Y lo mismo pasa con la tintura de pelo, «oculta» las canas, con el fin de «vernos, más jóvenes». 


Mis hermanos, toda forma de maquillaje, es sencillamente una mentira, ¿y qué es lo que Dios abomina con toda su alma? «Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa [énfasis añadido]» (Proverbios 6:16–17). Así que, por más que nos duela, debemos siempre decir la verdad (y vivir haciéndola) no tratando de «maquillarla» para vernos mejor frente a los demás, porque hacer eso es una abominación delante de nuestro Dios, y no prosperaremos en nuestra vida espiritual si actuamos así.

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page