• Alexis Sazo

Más que suficiente



Vino entonces un hombre de Baal-salisa, el cual trajo al varón de Dios panes de primicias, veinte panes de cebada, y trigo nuevo en su espiga. Y él dijo: Da a la gente para que coma. Y respondió su sirviente: ¿Cómo pondré esto delante de cien hombres? Pero él volvió a decir: Da a la gente para que coma, porque así ha dicho Jehová: Comerán, y sobrará. Entonces lo puso delante de ellos, y comieron, y les sobró, conforme a la palabra de Jehová. (2 Reyes 4.42–44 RVR60)


Fue una provisión inesperada en tiempo de necesidad. El profeta Eliseo, como otros en Israel, estaba bajo la presión del hambre. Pero decidió que debía compartir con otros israelitas necesitados los 20 panes de cebada que acababa de recibir, tal como leemos en los versos de más arriba. Pero vemos que el siervo de Eliseo cuestionó la sabiduría de poner comida delante de 100 hombres hambrientos, porque no había suficiente para todos.


No obstante, el profeta le dio la orden de alimentar a sus compañeros profetas, añadiendo la promesa de que su ya escasa provisión sería suficiente: «porque así ha dicho Jehová: Comerán, y sobrará». La Palabra de Dios se cumplió, pues comieron y les sobró (v.44).


Algo similar ocurrió cuando el Señor Jesús multiplicó los panes y los peces en la alimentación de los 5000 y de los 4000. Estos ejemplos, nos dan a entender el siguiente principio: cuando Dios da, nos da más que suficiente. Eso es lo que leemos en su Palabra, de boca del apóstol Pablo:


Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros. (Efesios 3.20 RVR60)


Mis hermanos, cuando Dios nos está mandando a que le sirvamos de una manera nueva o desconocida para nosotros, nunca debemos pensar como el siervo de Eliseo o los apóstoles en la alimentación de los 5000, diciendo que: «solo tengo unos cuantos panes», sintiéndonos inadecuados para llevar a cabo la labor encomendada. Cuando nos vemos en este tipo de situaciones, debemos aprender a confiar en el Señor que nos dice: «Confía en mí, porque lo que haré a través de ti será más que suficiente, alcanzará e incluso sobrará».


35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram