• Iris P.

LA SOBERBIA, COSA TERRIBLE




La soberbia, es uno de los siete pecados que abomina Dios (Proverbios 6.16-19). Su Palabra nos dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. (Santiago 4.6)


Este fue el primero de todos los pecados, ya que la soberbia fue que llevó a Satanás a querer ser igual a Dios. Dijo en su soberbia:


Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono y en el monte del testimonio me sentaré a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré y seré semejante al Altísimo. (Isaías 14.13-14)

La soberbia no es algo ligero; pues este pecado es uno de los que condujo a Sodoma a su destrucción: 


He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité. (Ezequiel 16.49–51)

Y es cosa muy seria es ver a los cristianos alimentando su orgullo y soberbia en las redes sociales, siguiendo los pasos de Sodoma. Este tipo de cristianos, miran por sobre el hombro a los demás y se jactan de ser mejores que otros en tal o cual cosa. Ellos siempre tienen la razón y, según ellos, todos están equivocados en sus razonamientos, porque solo ellos son dueños de la verdad. Pero en su Palabra encontramos lo siguiente: 


Hastiada está nuestra alma del escarnio de los que están en holgura, y del menosprecio de los soberbios. (Salmos 123.4)

Veamos algunas características de tales personas: 


La persona soberbia nunca pide perdón, aunque sabe que se equivocó o que hirió a otra persona, incluso si es estimada por él o ella. Se amargan, pues al no permitirse tener un corazón que muestre humildad; se acostumbran a llevar una vida de soledad, ya que van perdiendo a las personas que les estiman. Bien dicen las escrituras:


Escarnecedor es el nombre del soberbio y presuntuoso, que obra en la insolencia de su presunción. (Proverbios 21.24) 

Otra característica es que la persona soberbia no sabe escuchar a otros, porque no solo no soporta que alguien sepa más que ellos, sino que jamás va a tolerar que alguien les muestre sus errores.


Son personas que todo lo encuentran mal, pues nunca están conformes, porque ellos siempre encuentran defectos en los demás, pero jamás los propios. ¿Sabe por qué? Porque no se dan cuenta que la soberbia los envanece y no disfrutan de la belleza del Creador. La Biblia nos enseña que:


Mejor es humillar el espíritu con los humildes que repartir despojos con los soberbios. (Proverbios 16.19)

Como creyentes debemos aborrecer la soberbia, pues esto desagrada profundamente a nuestro Dios. 


Pero la persona que hiciere algo con soberbia... ultraja a Jehová. (Números 15.30)

Pidámosle a Dios que cambie nuestros corazones y erradique toda soberbia de ellos, para que así no pequemos contra aquel que nos ha dado todo.


52 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram

Edificados en Cristo

  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram

Cristian Vidal

  • Instagram

© 2021 Edificados en Cristo. Todos los derechos reservados.