• Alexis Sazo

Dios sigue reinando



Para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres. (Daniel 4:17)


Cuenta una anécdota que un monje católico del imperio romano oriental (Bizancio) estaba horrorizado por la maldad del emperador. El monje oró a Dios y le preguntó: «¿Por qué permites que ese malvado hombre llegase a ser emperador?» Dios le contestó: «Porque no pude hallar a nadie peor».


Daniel vio a reyes malvados reinar sobre el pueblo de Dios en Babilonia. Eso debe haber sido extremadamente frustrante. A su tiempo, el Señor destronó a todo rey orgulloso, pero los sustituyó con otros igual de malos.


El rey Nabucodonosor, por ejemplo, se exaltó a sí mismo hasta que Dios lo hizo vivir como un animal durante 7 años. Cuando recobró la razón alabó a Dios como el único gobernante (Daniel 4:28–37). Pero el ciclo de monarcas malvados continuó, por ejemplo, Belsasar, descendiente de Nabucodonosor, se burló de Dios y usó los vasos sagrados del templo de Jerusalén mientras se hallaba borracho en una orgía (5:2–4).


Debemos recordar lo que dice la Palabra de Dios: «Jehová reinará eternamente y para siempre» (Éxodo 15:18). Aunque nos cuesta entenderlo, pero Dios reina cuando los políticos que votamos llegan al poder, y también reina cuando aquellos que no apoyamos son elegidos. Bien dice la Biblia:


El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. (Daniel 2:21)


Dios es soberano sobre todos los habitantes de este mundo y nada de lo que pasa por obra del azar o la casualidad; porque bien dice su Palabra: «¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?» (Lamentaciones 3:37–38). Así que no porque no entendamos el porqué de lo que está pasando en el mundo significa que Dios no está en control. Por lo tanto, podemos confiar en que Él hará lo que es correcto porque «sus obras son verdaderas, y sus caminos justos» (Daniel 4:37).


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Amor santo

  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram