• Alexis Sazo

¿Dónde está el cielo?



Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. (2 Corintios 5:1)


En el sentido general, el cielo designa la atmósfera que rodea la tierra, allí donde vuelan «las aves del cielo». No obstante, en una segunda acepción, el cielo abarca el vasto espacio donde se encuentra el conjunto de los cuerpos físicos celestes, como estrellas. Pero estos dos sentidos no agotan la extensión del término. «Los cielos» también corresponden al conjunto de las realidades invisibles del mundo espiritual.


La epístola a los Efesios designa cinco veces el cielo como: «los lugares celestiales». Mas la palabra «lugares», agregada por los traductores, no debe inducir a error, porque en griego literalmente dice: «Los celestiales». No se trata de un lugar geográficamente determinado detrás de una galaxia; ya que hay metáforas utilizadas en la Biblia que no deben entenderse en un sentido literal.


Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. (1 Corintios 15:44b–45).


El Señor Jesús resucitó en un cuerpo real, pero es calificado en las Escrituras como «cuerpo celestial», lo que parece ser una contradicción para la inteligencia humana. Lo mismo ocurre cuando dice que Jesús: «se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos» (Hebreos 8:1); esto significa que el Señor recibió una posición de honor y poder junto a Dios. Este último sentido de la palabra cielo abarca tres conceptos:

1. «Los lugares celestiales», que es la posición de la que debemos gozar por la fe (Efesios 2:6).


2. «El paraíso», a donde van las almas de los creyentes después de su muerte.


3. «La casa del Padre», el lugar de la eterna morada de los cristianos nacidos de nuevo.


La Buena Semilla


38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Amor santo

  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram