top of page
  • Alexis Sazo

Comprobando nuestro andar



Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. (Efesios 5:8–10).


«Comprobando» esta palabra, en el contexto de los versos 8, 9 y 10, transmite la idea de «caminar o andar». Y si nos damos cuenta, este verbo está conjugado en su forma continua, lo cual significa que debemos hacer esto de manera constante en nuestras vidas. Cada cosa a la que nos enfrentemos, debemos verificarla, especialmente en lo que a la Palabra de Dios se refiere. No importa quién sea el que expone, no importa cuántos años de experiencia tenga o cuanto conocimiento de Dios y su Palabra, nosotros siempre debemos comprobar todo lo que vemos, leemos y escuchamos. Básicamente, tenemos que ser como los judíos de la sinagoga de Berea de Hechos 17:10–12.


Otra enseñanza que podemos sacar de estos versículos, y que tiene que ver con comprobar lo que es agradable al Señor, es que los creyentes somos llamados a adoptar los estándares de Dios y sus deseos como si fueran los nuestros. Es decir, que Dios espera que nosotros analicemos nuestros caminos para ver si están en conformidad con el camino angosto, tal como dice en Proverbios: «Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal» (Proverbios 4:26–27).


Mis hermanos, ¿hacemos estos ejercicios? Me refiero a lo que Dios nos manda aquí, puesto que es muy sano de hacer, y más que sano, necesario para saber cómo conducirnos; que es lo que le dijo el apóstol Pablo a Timoteo: «Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad» (1 Timoteo 3:14–16).


Porque si continuamente estamos comprobando nuestro andar, para ver si está en conformidad con los estándares de Dios, podremos caminar vidas espiritualmente fructíferas y exitosas.


56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram
bottom of page