top of page
  • Alexis Sazo

Ayuda en su nombre



Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa. (Mateo 10:42)


Aquella mañana hacía un frío intenso en la iglesia de aquel barrio marginado. Entre los asistentes a la escuela dominical, el pastor notó a un muchachito que llegó a penas vestido con una camiseta sin mangas, unos jeans y zapatos sin calcetas, ropa que claramente no le servía para el frío que hacía.


Después del culto y de un almuerzo especial, la esposa del pastor llevó al niño de 6 años al guardarropa de la iglesia para escoger un abrigo. Luego, el pastor y su esposa lo llevaron a él y a su hermanito a casa. Al salir, John dijo: «Gracias por regalarle un abrigo a mi hermano». Los muchachos siguieron asistiendo a la escuela dominical, y el pastor tuvo la oportunidad de visitar a la madre y de presentarle el evangelio.


Mis hermanos, hay muchos niños en nuestro mundo que necesitan ayuda para cubrir sus necesidades básicas, tales como abrigo, una comida o transporte. Pero lo cierto es que frente a este cuadro, podríamos sentirnos tentados a decir que el problema es demasiado grande y que no podemos ayudar a todo el mundo; pero no se trata de eso. El Señor Jesús le dio mucho valor a los niños, ya que dijo, por ejemplo: «Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños» (Mateo 18:10). Y cuando los apóstoles no dejaban que los niños se acercaran al Señor, les dijo: «Dejad a los niños venir a mí, y no se los impidáis; porque de los tales es el reino de Dios» (Marcos 10:14). Y además, dijo: «El que reciba en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí» (Marcos 9:37).


Para Dios, los niños son importantes. Y con respecto a la ayuda que podemos brindarles a otros, ya sea un abrigo, un vaso de agua, una palabra amable, etc. si se dan en el nombre de Cristo, estas son herramientas para un verdadero ministerio. La pregunta es: ¿Cómo estamos usando nuestros bienes materiales? ¿Estamos ayudando a otros con ellos? O ¿solo pensamos en gastar nuestros bienes para nuestros propios deleites?


54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram
bottom of page