• Iris P.

AÚN ESTÁS A TIEMPO


Dijo el Señor Jesús: Porque de la abundancia del corazón habla la boca. Yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. (Mateo 12.34, 36-37)


También dijo: Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre. (Marcos 7.21–23)


Entonces, si tenemos un corazón malo no podemos acercarnos a Dios, pues nuestros pecados harán que él nos condene en el día del juicio final. Sí, el Señor Jesús será el juez en aquel día. Dice su Palabra:  


De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. (Juan 5.25, 28–29)

Pero la buena noticia es que aún estamos a tiempo, porque mientras haya aliento en nuestros pulmones hay esperanza, ya que después de salir del cuerpo nada queda por hacer. Porque dice la Biblia: Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. (Hebreos 9.27)


Cuando estés delante del trono de Dios en el juicio final ¡ya no habrá escapatoria! Amigo(a) no te demores ¡Ven a Cristo! En él hay perdón para todo pecador:


De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. (Juan 5.24)

71 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Telegram
  • Twitter
  • Instagram